En el escritorio, con Morante