Córdoba pone el broche de oro a un inolvidable mes de mayo

Quizás haya sido este mes de mayo el más fructífero desde que nacimos hace poco más de año y medio, y es que durante todos los fines de semana, todos, hemos podido acudir a ver corridas de toros, además de llevar a cabo otras actividades y proyectos.

El 5 de mayo, como recordaremos, Baeza celebraba su II Corrida del Renacimiento, y para Alimón fue un placer colaborar con el Programa Víctor Barrio esa mañana, acercando el toreo a todos los niños, y posteriormente presenciando, con algunos de ellos, el festejo, en el que actuaron Leonardo Hernández, Curro Díaz, Cayetano y Ginés Marín, quienes dieron una gran tarde de toros bajo el diluvio.

A la semana siguiente, el día 12, viajábamos a Jerez para ver la reaparición de Morante de la Puebla y la despedida de su tierra de Juan José Padilla, junto a Manzanares. Un cartelazo que se saldó con un día histórico y de preciosa convivencia entre nuestros socios y la Juventud Taurina de Jerez.

El domingo siguiente, día 20, algunos de nuestros socios acudían a Santisteban del Puerto (Jaén) para disfrutar de la corrida de toros de Miura, con nuestros admirados Rafaelillo, Javier Castaño y Venegas, y es que cada vez es más consciente entre todos los taurinos la importancia de la juventud en los toros.

La última salida la realizábamos el pasado viernes, donde pudimos ver torear a Enrique Ponce, El Juli y Ginés Marín, quien, además, tuvo el detalle de querer compartir con varios de nuestros socios los momentos previos al paseíllo, en el patio de cuadrillas.

Junto a todo esto, mayo ha servido para dar a conocer nuestro argumentario taurino, un documento con el que tratamos de deshacer las mentiras que rodean a la Tauromaquia y de las que tanto se nos acusan a los aficionados.

En total, miles de kilómetros recorridos y más de un centenar de jóvenes que han podido disfrutar de la Tauromaquia en su esplendor, y es que el toreo es grandeza.

 

Anuncios