¿Sabías qué torero tiene comprada la patente de sus bordados?

Uno de los principales rasgos que diferencia al artista de cualquier otro ser humano es su enorme personalidad. Hasta tal punto llega a darse esta realidad en el mundo del toro que cualquier detalle es meditado a conciencia para que nada quede al azar, y tanto es el deseo de exclusividad que siempre se hará todo lo posible para ser único y diferente a todos.

Quien ha tenido muy claro todo esto ha sido, desde siempre, Sebastián Castella, quien, en una entrevista* reciente, decía lo siguiente: “Siempre me ha gustado cuidar mi vestuario e intentar no asemejarme a nadie. Estando en el Museo de la Plaza de Toros de Lima (Perú) vi una fotografía de Manolete con un terno con la Estrella de David. El sastre actual no había trabajado ese bordado y conseguí que volviera a reeditarlo y me lo patentara para hacerlo mío únicamente”.

El torero francés, de este modo, ha hecho único un bordado, el de la Estrella de David, que ya nadie más podrá vestir en un traje de luces, homenajeando al mismo tiempo a uno de los toreros más importantes de la historia, a Manolete.

*Entrevista completa en http://sevilla.abc.es/pasionensevilla/actualidad/entrevistas/sebastian-castella-primera-vez-sevilla-fue-una-madruga-ver-la-macarena-126285-1521809298.html

Anuncios