¿Sabías cómo se limpia un traje de luces?

Muchas veces nos preguntamos por cómo se le va la sangre a un traje de luces después de la corrida de toros. Los bordados de oro o plata, el hilo, la seda, cada uno de los detalles que componen el traje de torear son altamente delicados, y dejarlos en perfecto estado para la próxima corrida es una labor que requiere mucha habilidad.

Carlos Montano, mozo de espadas de Alejandro Talavante, aboga por la combinación de “agua fría y un jabón líquido neutro que sea suave, tanto para vestidos blancos como de color. Y para que la sangre salga mejor me ayudo con un cepillo pequeño muy suave para no estropear ni el punto ni el bordado, además de echarles mucha agua a presión”. Además, hace mención al orden:  “Primero empiezo por la taleguilla, que es la parte que más destiñe y ya después, aparte, pongo la chaquetilla y el chaleco. Colores como el grana se destiñen más rápido, sin embargo hay otros como el malva que, aunque parezcan más fáciles de limpiar, te sorprenden cuando se secan porque queda la marca de la mancha. Por eso es tan importante aclararlos bien y secarlos. Secarlos bien es la mejor fórmula para lavar los vestidos de plata, aunque hay gente que, además, utiliza amoniaco”.

*Entrecomillado extraído del reportaje sobre el tema realizado por la página web http://360gradospress.com/.

Anuncios