¿Sabías el motivo por el que se ordenan los toreros en el paseíllo?

En la corrida de toros o cualquier festejo taurino que se precie, antes de saltar al ruedo la primera res, tiene lugar uno de los ritos más simbólicos. Se trata del paseíllo, iniciado tras el toque de clarín y tras el despeje de plaza de los alguaciles. Pero ¿sabías que a cada torero le corresponde un lugar concreto en el paseíllo y no otro?

En la web “A porta gayola”*, bastante recomendable para aprender sobre la fiesta nacional, encontramos este análisis de una forma bastante clara: “Los toreros encabezan el paseíllo. La colocación de ellos guarda relación con la antigüedad de cada uno. Esto no significa que sea por orden de edad sino la antigüedad que tengan como toreros, es decir, por orden de alternativa. De esta forma el que primero se haya hecho torero se coloca a la derecha –según mira el espectador desde frente-. El segundo lo hará a la izquierda mientras que el más joven de los tres lo hará en el medio. Hay que decir que el espada que torea por primera vez en una plaza debe hacerlo desmonterado, es decir, con la montera en la mano. En el caso de que hubiera hecho el paseillo de novillero y volviera al mismo ruedo una vez tomada la alternativa, también desfilaría hasta el palco presidencial destocado.

A continuación de los toreros se encuentran las cuadrillas (…). El orden de los subalternos depende de la antigüedad del torero al que acompañen. Cada torero cuenta con tres subalternos, ellos se colocarán en fila justo detrás de los toreros. Primero los del primer torero y así sucesivamente.

Los picadores también forman parte de la cuadrilla de un torero. Cada maestro dispone de dos picadores, uno para cada toro. El método para su colocación en el paseíllo es el mismo que con los subalternos, depende de la antigüedad del torero al que acompañen”. Cierran el paseíllo monosabios, areneros y las mulillas con los mulilleros.

Esta explicación atiende a la distribución de un cartel con tres toreros anunciados. En caso de anunciarse cuatro matadores, el último en actuar haría el paseíllo en el segundo lugar por la izquierda según miramos de frente, y si el paseíllo es de seis toreros, se colocaran, de izquierda a derecha: segundo, cuarto, sexto, quinto, tercero y primero. Por último, si el cartel es mixto, el rejoneador se sitúa siempre en medio de los toreros a pie que actúen esa tarde.

Mucho se ha escrito sobre el paseíllo, y es que es un momento de singular belleza, diciéndose incluso de algunos toreros, como Curro Romero, que con verle hacer el paseíllo estaba la entrada pagada. El toque de clarín que lo anticipa es muy singular, teniendo muchas plazas el suyo propio, como en Jaén, donde se evoca el himno de la ciudad.

* La web www.aportagoyola.wordpress.com está dirigida por Pedro J. Cáceres, periodista que creó y dirigió 20 años El Albero de la COPE. Tras pasar por Intereconomía y Onda Cero, ahora trabaja en La Divisa y CMTV con La Puntilla

Fotografía: Web http://www.servitoro.com

Anuncios