¿Sabías quién regaló el primer traje de luces a Manzanares padre?

Sebastián Palomo Linares estuvo muy vinculado en los principios de la carrera de José María Manzanares. Todo comenzó cuando el padre de José María Manzanares (padre) iba de banderillero con Gregorio Tebar “El Inclusero”. Así fue como Palomo Linares conoció al entonces joven aspirante de Alicante, quien ya quería ser torero, siendo tal fue la relación que les unió desde el primer momento que Palomo le regaló su primer vestido de luces, de color blanco y oro, como así lo afirmaba el propio diestro linarense: “(…) José Marí quería ser torero. El primer vestido que se puso, uno de color blanco, se lo regalé yo”*.

Más tarde, el 18 de mayo de 1972, Palomo acompañaría a Manzanares el día que confirmó alternativa en Madrid. En palabras del maestro Palomo, Manzanares “fue un torero extraordinario, un matador de toros con una gran personalidad, admirado por otros muchos toreros lo cual es muy difícil en esta profesión. Manzanares era bastante más joven que yo pero aun así llegamos a torear juntos y le profesé mucho cariño. Tuvo mucha personalidad y las ideas muy claras. Vivió como lo que fue y será a lo largo del tiempo: una gran figura del toreo”*.

Esta curiosidad, que trata de recordar a dos toreros referentes en la historia del toreo, lo hace con un especial recuerdo a Linares, cuya plaza cumple 150 años en esta próxima feria de San Agustín.

 

*Entrevista  de Íñigo Crespo a Palomo Linares, con motivo del fallecimiento de José María Manzanares, en Aplausos.