¿Conoces el “Llanto”?

¿Conoces el “Llanto” de Federico García Lorca? Se trata de un poema elegíaco escrito a la muerte del torero Ignacio Sánchez Mejías, quien perdió la vida a consecuencia de una fatal cornada en la plaza de toros de Manzanares (Ciudad Real), en 1934, por el toro Granadino, de Ayala.

Sánchez Mejías fue un hombre polifacético, y es que además de ser un torero de gran importancia, fue mecenas de la Generación del 27, dramaturgo, articulista (llegó a escribir las crónicas de las propias tardes en las que actuaba, contratado por la prensa), novelista, empresario, actor y presidente del Betis, entre otras ocupaciones.

Su amistad con Lorca, con quien mantuvo una estrecha relación a lo largo de su vida como amigos y literatos, llevó al poeta granadino a escribirle una de las obras cumbres de las letras españolas, como es el “Llanto a la muerte de Sánchez Mejías”, donde alaba la enorme valentía del diestro (en palabras de José María de Cossío: “La valentía más auténtica y sobrecogedora que nunca se haya exhibido en los ruedos”*) y le convierte en hombre inmortal.

Valga como curiosidad también, Sánchez Mejias (banderillero antes que matador, cosa habitual en la época) se encuentra enterrado junto a Joselito el Gallo, quien fuera quizás el más importante torero de la historia y, además, su cuñado. A continuación, transcribimos algunos versos del “Llanto”, con los que pretendemos un recuerdo también de Iván Fandiño, recientemente fallecido, demostrando que la Tauromaquia, más de ochenta años después, sigue estando viva y siendo ejemplo de la cultura de nuestro país.

Como un río de leones

Su maravillosa fuerza,

Y como un torso de mármol

Su dibujada prudencia.

Pinche aquí para leer el “Llanto” completo.

*José María de Cossío: Los Toros, vol. III, Madrid, ed. Espassa-Calpe, 1953, p. 880.